¿ Contraventanas o cambiar los cristales ?

Contraventanas

Añadir contraventanas o poner mejores cristales.

Si desea aumentar la insonorización y el nivel de aislamiento térmico de su vivienda, sea cual sea su razón, generalmente existen dos posibles soluciones para mejorar las ventanas existentes: contraventanas o cambio de cristales.

Contraventanas:

Contraventanas
Contraventanas de aluminio como aislante en viviendas
Es el establecimiento de un nuevo cerramiento en la parte interior o exterior de la ventana ya existente. Es decir, poner otras ventanas o “contraventanas” en la parte interna o externa de las ventanas ya existentes. Las contraventanas, por tanto, forman dos ventanas independientes, cada una colocada con su propio marco y bastidor. En caso de reformas, se pueden colocar, como hemos señalado, indistintamente, no hay necesidad de tener un tipo en concreto de ventana que sea la exterior y otra la interior.
Es un sistema eficiente para lograr el aislamiento del hogar, pero no el mejor. Reduce las filtraciones por conducción y convección y los puentes térmicos (hasta el 3 W/m² °C). La pérdida de calor del hogar se reduce, debido a que la cámara de aire existente entre ambas ventanas actúa como aislante (tanto por conducción como por convección) para impedir no sólo que entre el frío, sino que también se pierdan los grados de calor que tenemos en nuestra vivienda.

 

Cambio de cristales 

Es una muy buena opción cuando nuestras ventanas tiene vidrio simple, en ellas, con muy poca inversión podemos colocar un doble acrsitalamiento.
El doble acristalamiento es el que está compuesto por dos o más hojas de cristal separadas por una cámara de aire deshidratado o gas, así puede ofrecer un aislamiento térmico y acústico mucho mejor que el acristalamiento simple y también que otros sistemas para ventanas. No sólo las hojas de cristal que posea el doble acristalamiento que pongamos en casa influyen en el aislamiento que queramos obtener, sino también el espesor de la cámara de aire. Por lo general, cuanto mayor es el espesor del espacio entre ambos, se logrará un mayor aislamiento, y por lo tanto, como hemos señalado, mayor eficiencia energética y más ahorro.
No existe una distancia concreta que nos dé la mejor de las formulas, pero el espesor más óptimo de la cámara es el de 16mm.
¿Cual es la mejor opción?
En términos de ahorro energético y económico, con ambas soluciones notaremos una mejora. Aunque bien es cierto que una composición en la gama alta de doble acristalamiento CLIMALIT PLUS o GUARDIAN SUN, proporciona unos valores mayores, además de ganar en estética y practicidad para su mantenimiento y limpieza.
  • La eficiencia energética se refleja en la mejora de nuestra vivienda en lo que a confort térmico se refiere, con la considerable reducción de pérdida de energía a la hora de tener que subir los grados de calor de nuestro hogar. Por lo tanto, menos gasto energético e igual nivel de confort térmico.
  • En cuanto al ahorro económico, también será notable, debido a que al no necesitar más calefacción o aire acondicionado, según sea la estación del año en la que nos encontremos, menos consumo haremos, y por tanto, menos tendremos que pagar en la factura mensual de la luz.

Las ventanas con doble acristalamiento, generalmente suelen dar mejores resultados en cuanto a aislamiento térmico.

No obstante, como dice el refrán: para gustos los colores. En esto de elegir entre contraventanas o doble acristalamiento la mejor opción dependerá de las necesidades concretas, la situación  y orientación de la vivienda, del cerramiento que se vaya a utilizar y de las condiciones exteriores de la vivienda. Nuestra recomendación, es que acudas a un instalador especializado que te pueda ofrecer asesoramiento especializado.
No obstante si podemos apuntar que a la hora de elegir debemos tener en cuenta como mínimo estos 5 puntos:
  • EL ESPACIO: El espacio en una doble ventana y en un doble acristalamiento no es el mismo. Las contraventanas cubren todo el cerramiento de la fachada, mientras que en el doble acristalamiento, no.
  • LAS CONDICIONES DEL CERRAMIENTO: La orientación, situación geográfica, tipos de cerramiento, y condiciones climatológicas de la zona donde se ubica la vivienda, son factores a estudiar para realizar una elección exitosa.
  • LA CALIDAD DE LA CARPINTERÍA: cuanto mejor sean las calidades por las que apostemos en cuestión de material, permeabilidad al aire, resistencia, etc., mayores serán las calidades que ofrezca nuestra ventana, y por tanto, mayor nuestro ahorro.
  • LA CALIDAD DEL VIDRIO: La calidad del vidrio que instalemos en nuestras ventanas, así como el tipo, el espesor, el espesor de cámara, etc., nos determinarán la calidad final de nuestra ventana, y lograremos tener a mayor calidad de la ventana, de nuevo, mayor ahorro.
  • EL ESPESOR DE LA CÁMARA DE AIRE ENTRE VENTANAS: En el caso de elegir una doble ventana nuestro ahorro se verá incrementado de manera proporcional a la anchura de la cámara que dejemos entre ambas ventanas. Cuanto mayor es esta anchura, mayor será nuestro aislamiento, por tanto, más aumenta la calidad de la instalación de la doble ventana, y mayor será nuestro ahorro.

Relacionado

Deja un comentario