Blog Ancar Caraldiaz

Humedad y moho: Cómo limpiar sus manchas

Ventana con humedades

Las manchas tanto de humedad o moho se deben a alguna filtración que tengas en la pared, en el suelo o en algún punto de tu hogar.

A veces la humedad se acumula por condensación, lo que lleva a que tus paredes y ventanas, literalmente, suden agua hacia dentro.

Siempre hay que buscar la causa de la humedad e intentar solucionarla, pero mientras tanto puedes seguir unos sencillos consejos.

Una de las más habituales maneras de remover las manchas de moho o humedad, sobre todo de superficies como pinturas lavables, latex o azulejos, es bastante sencilla. Simplemente debes colocar lejía al agua , te pones una mascarilla o pañuelo para evitar que las esporas del moho entren en el aparato respiratorio ya que producen alergias muy fuertes y pulverizar con un dispositivo preparado para tal fin. Rocía la zona afectada por la humedad y posteriormente cepilla o frota con una esponja, aclarando finalmente con agua.

Si no puedes o no quieres usar lejía hay otro método menos agresivo. La forma menos tóxica para limpiar una superficie con moho es con agua oxigenada, la que utilizamos para las heridas.

Pasas un trapo seco sobre la superficie a tratar para quitar el polvo y luego le pasas un trapo humedecido en agua oxigenada, frotas, enjuagas bien el trapo con agua caliente limpia y vuelves a humedecer con agua oxigenada. Repites la operación un par de veces y veras como el moho desaparece junto al color desagradable que deja en las superficies. El agua oxigenada mata al moho ya que es un desinfectante.

Si el moho ha llegado también a tu ropa, puedes intentar salvar tus prendas lavando con vinagre y bicarbonato de sodio. Coloca la pasta sobre la mancha y frota, después aclara con agua.

Toma precauciones, como poner un deshumidificador o bien poner sales de absorción de humedad.
Source: Aluminio ventanas

Relacionado